El Consejo Episcopal de la Archidiocesis de Sevilla reunida en la mañana de ayer miércoles 6 de mayo han tomado decisión de como será la celebración del Corpus Christi.

Reunión encabezada por el Arzobispo de la ciudad, Juan José Asenjo Pelegrina, han decidido que la celebración de la fiesta no se lleve a cabo en la calle, por lo que será sin pasos. La fiesta más antigua que conserva la ciudad se seguirá celebrando, este año el jueves 11 de junio, pero de manera especial por causa de la pandemia que estamos sufriendo por el Covid-19.

Se celebrará una Misa estacional en el Altar del Jubileo proseguida de una procesión claustral con el Santísimo bajo palio recorriendo las naves del templo catedralicio con bendición final desde la Puerta de la Asunción, que da a la Avenida de la Constitución y que sólo se abre para ocasiones especiales. Todo ello presidido por el Arzobispo de Sevilla.

Fotografía: Salvador López Medina / @SalvaLpezMedina

El Corpus Christi se celebrará en el interior de la Catedral

El Consejo Episcopal de la Archidiocesis de Sevilla reunida en la mañana de ayer miércoles 6 de mayo han tomado decisión de como será la celebración del Corpus Christi.

Reunión encabezada por el Arzobispo de la ciudad, Juan José Asenjo Pelegrina, han decidido que la celebración de la fiesta no se lleve a cabo en la calle, por lo que será sin pasos. La fiesta más antigua que conserva la ciudad se seguirá celebrando, este año el jueves 11 de junio, pero de manera especial por causa de la pandemia que estamos sufriendo por el Covid-19.

Se celebrará una Misa estacional en el Altar del Jubileo proseguida de una procesión claustral con el Santísimo bajo palio recorriendo las naves del templo catedralicio con bendición final desde la Puerta de la Asunción, que da a la Avenida de la Constitución y que sólo se abre para ocasiones especiales. Todo ello presidido por el Arzobispo de Sevilla.

Fotografía: Salvador López Medina / @SalvaLpezMedina