Metidos ya en febrero los cultos en las Hermandades ya empiezan a multiplicarse y eso es síntoma de que la Cuaresma la tenemos a la vuelta de la esquina y a su vez la Semana Santa.

Este fin de semana, primero de febrero, estuvieron en Besamanos cuatro imágenes de la Santísima Virgen y un sólo un crucificado en Besapiés.

La primera en postrarse ante sus hermanos y los cofrades era la Dolorosa de San Nicolás, la Virgen de la Candelaria que estuvo sábado y domingo en Besamanos. Un altar aprovechado por el altar de cultos instalado con motivo de la celebración del Triduo en su honor en los días anteriores, rematado por el Simpecado de la Hermandad al encontrarse la imagen a los piés. Lució manto y corona de Salida, así como fajín de almirante de la Armanda Española.


La Hermandad de la calle Adriano, también estuvo de celebración en este fin de semana, pero de forma extraordinaria. La Virgen de la Piedad cumple 75 años y ha estado expuesto en besamanos. Un altar sencillo con un serial de velas con el color de la corporación y la Virgen se presentaba sola sin su hijo, el Cristo de la Misericordia que se encontraba solo en lo alto del altar mayor, donde habitual reciben culto ambas imágenes. La imagen vestida como la primera vez que llegó luciendo manto y saya bordada vestida a la perfección luciendo un nuevo puñal donado por la juventud.



El domingo ya todas las demás celebraban Besamanos o Besapiés a sus respectivos titulares. La Hermandad de los Gitanos también aprovecho su imponente altar de cultos en honor a la Santísima Virgen celebrados esta misma semana para que también acompañara durante el Besamanos a la misma. Lució esplendida el manto donado por la Duquesa de Alba.



En San Julián, durante todo el día estuvo expuesto en besapiés el crucificado de Castillo Lastrucci como culmen a los cultos celebrados en su honor durante toda esta semana. El sábado celebraron el Vía Crucis con la imagen por las calles de la feligresía. La priostía de la Hiniesta también aprovecho el altar de Quinario montado para la celebración de este culto que nos mostraba al Señor en el centro del altar mayor de pié flanqueado por una pareja de angelitos con faroles y columnas rematadas con jarras de flores.




La Capilla de la Universidad acogió este domingo el besamanos a la Dolorosa del Martes Santo como culmen a los cultos en su honor. A los piés del crucificado de Juan de Mesa luciendo manto azul bordado y saya burdeos bordada.


Por último, en Triana en la calle Castilla la Virgen de la O Gloriosa también celebraba besamanos en su honor, con un altar sencillo a los piés de la Dolorosa de igual nombre, luciendo saya blanca lisa y manto rojo liso.

Fotografías: Macarena Bejarano Vidal y Alejandro del Castillo Perujo.

Crónica de los Besamanos y Besapiés de este primer fin de semana de febrero

Metidos ya en febrero los cultos en las Hermandades ya empiezan a multiplicarse y eso es síntoma de que la Cuaresma la tenemos a la vuelta de la esquina y a su vez la Semana Santa.

Este fin de semana, primero de febrero, estuvieron en Besamanos cuatro imágenes de la Santísima Virgen y un sólo un crucificado en Besapiés.

La primera en postrarse ante sus hermanos y los cofrades era la Dolorosa de San Nicolás, la Virgen de la Candelaria que estuvo sábado y domingo en Besamanos. Un altar aprovechado por el altar de cultos instalado con motivo de la celebración del Triduo en su honor en los días anteriores, rematado por el Simpecado de la Hermandad al encontrarse la imagen a los piés. Lució manto y corona de Salida, así como fajín de almirante de la Armanda Española.


La Hermandad de la calle Adriano, también estuvo de celebración en este fin de semana, pero de forma extraordinaria. La Virgen de la Piedad cumple 75 años y ha estado expuesto en besamanos. Un altar sencillo con un serial de velas con el color de la corporación y la Virgen se presentaba sola sin su hijo, el Cristo de la Misericordia que se encontraba solo en lo alto del altar mayor, donde habitual reciben culto ambas imágenes. La imagen vestida como la primera vez que llegó luciendo manto y saya bordada vestida a la perfección luciendo un nuevo puñal donado por la juventud.



El domingo ya todas las demás celebraban Besamanos o Besapiés a sus respectivos titulares. La Hermandad de los Gitanos también aprovecho su imponente altar de cultos en honor a la Santísima Virgen celebrados esta misma semana para que también acompañara durante el Besamanos a la misma. Lució esplendida el manto donado por la Duquesa de Alba.



En San Julián, durante todo el día estuvo expuesto en besapiés el crucificado de Castillo Lastrucci como culmen a los cultos celebrados en su honor durante toda esta semana. El sábado celebraron el Vía Crucis con la imagen por las calles de la feligresía. La priostía de la Hiniesta también aprovecho el altar de Quinario montado para la celebración de este culto que nos mostraba al Señor en el centro del altar mayor de pié flanqueado por una pareja de angelitos con faroles y columnas rematadas con jarras de flores.




La Capilla de la Universidad acogió este domingo el besamanos a la Dolorosa del Martes Santo como culmen a los cultos en su honor. A los piés del crucificado de Juan de Mesa luciendo manto azul bordado y saya burdeos bordada.


Por último, en Triana en la calle Castilla la Virgen de la O Gloriosa también celebraba besamanos en su honor, con un altar sencillo a los piés de la Dolorosa de igual nombre, luciendo saya blanca lisa y manto rojo liso.

Fotografías: Macarena Bejarano Vidal y Alejandro del Castillo Perujo.