El Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla ha elegido en la tarde de hoy lunes 21 de noviembre la imagen del Señor de la Salud de la Hermandad de los Gitanos para que presida el Vía Crucis de las Cofradías 2020.

Imagen que ha sido una de las más que ha sonado para ser elegida de nuevo, ya que en el año 2009 no pudo ser trasladada a la Catedral, por causas de la meteorología

El Vía Crucis se celebrará el próximo 2 de marzo, primer lunes de Cuaresma, en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla.

La talla
Nuestro Padre Jesús de la Salud obra de José Manuel Rodríguez Fernández-Andes realizada en 1938 y bendecida el día 10 de abril del citado año, Domingo de Ramos. La policromía fue realizada por Guillermo Bonilla. Fue donada la imagen por la familia Peinado. Se buscó el máximo parecido con la anterior imagen desaparecida en el incendio de San Román.

Representa un Nazareno con la cruz al hombro en la que se hace una reinterpretación personal de la obra perdida a la que se otorgan rasgos faciales gitanos. Su postura es erguida y con actitud itinerante, e inclina levemente la cabeza hacia abajo.

Fotografía: Víctor M. Cascales Vallejo / @victorm_cv

El Señor de la Salud de los Gitanos presidirá el Vía Crucis de las Cofradías 2020

El Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla ha elegido en la tarde de hoy lunes 21 de noviembre la imagen del Señor de la Salud de la Hermandad de los Gitanos para que presida el Vía Crucis de las Cofradías 2020.

Imagen que ha sido una de las más que ha sonado para ser elegida de nuevo, ya que en el año 2009 no pudo ser trasladada a la Catedral, por causas de la meteorología

El Vía Crucis se celebrará el próximo 2 de marzo, primer lunes de Cuaresma, en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla.

La talla
Nuestro Padre Jesús de la Salud obra de José Manuel Rodríguez Fernández-Andes realizada en 1938 y bendecida el día 10 de abril del citado año, Domingo de Ramos. La policromía fue realizada por Guillermo Bonilla. Fue donada la imagen por la familia Peinado. Se buscó el máximo parecido con la anterior imagen desaparecida en el incendio de San Román.

Representa un Nazareno con la cruz al hombro en la que se hace una reinterpretación personal de la obra perdida a la que se otorgan rasgos faciales gitanos. Su postura es erguida y con actitud itinerante, e inclina levemente la cabeza hacia abajo.

Fotografía: Víctor M. Cascales Vallejo / @victorm_cv