Un año más el Ateneo de Sevilla no defraudo con su cita con la ciudad el día más importante para esta institución, el 5 de enero, el día de la Cabalgata de los Reyes Magos.

Este año se cumplido 102 años de la Cabalgata de los Reyes Magos de Sevilla, pero este año puede pasar a la historia por varios hechos que se han dado lugar. El buen tiempo que se mantuvo hasta la puesta del sol, la ilusión que envuelve este día mágico que cada año va a más gracias a la gran labor que realiza el Ateneo hicieron que una vez más la ciudad estuviera desbordada de público, con cifras de cerca 500.000 personas presenciaron la Cabalgata en su discurrir por la ciudad en total 5 horas y media, según apuntan fuentes oficiales del Ayuntamiento.


A las cuatro y veinticinco de la tarde diez minutos más tarde del horario establecido el cortejo comenzaba a salir del Rectorado de la Universidad el gran cortejo que componen la Cabalgata, cerca de 3.000 personas que abría la Estrella de la Ilusión como ilusión y felicidad el Rey Baltasar despertaba entre el público. Rey que pese a su dificultad parecía que llevaba todo una vida tirando caramelos e incluso saltando en la carroza. Rey aclamado por todo el público, esperado por todos. Algunos ya lo sentencian como el Rey Baltasar eterno de Sevilla.


La ciudad se tiño de sonidos de alegría con la venida de los Reyes Magos gracias las formaciones musicales que un año más han hecho que las calles sean una fiesta y luz gracias al colorido que desprenden cada una de las carrozas (hasta 33), diseñadas por artista Jesús Corral Zambruno (director artístico del Ateneo), que junto a otros artistas como Victorio&Lucchino o Rafael Díaz han aportado sus sabiendas a los trajes de los diferentes personajes, llamando muchos la atención.

Esta Cabalgata como he citado anteriormente puede pasar a la historia por ser la primera vez que un personaje importante como el Rey Baltasar fue encarnado por una persona ciega como Cristóbal Martínez, la primera vez que un perro guía se sube a una carroza para ayudar a un discapacitado, en la del Grupo Social Once.


Una carroza que también ha sido admirada en la tarde de ayer, fue la de la Guardia Civil en referencia al 175 Aniversario del cuerpo, la cual a la llegada a la altura de la Basílica de la Esperanza Macarena rindieron honores a la Santísima Virgen. En ese mismo punto, Palas Atenea recibió un ramo de flores de parte de la corporación de la Madrugá.

A la hora exacta, a las 21:45 horas un cuarto de hora antes del horario estipulado el Rey Baltasar hacia su entrada de nuevo en el Rectorado y así dar por finalizada la Cabalgata 2019. Todo ello gracias al trabajo que realizada todo el equipo comandado por Pedro Lissen, Coordinador de Seguridad de la Cabalgata.

Todos los sevillanos tenemos que estar agradecidos al trabajo del Ateneo de Sevilla por la ilusión y la magia que traslada a todos los rincones de la ciudad cada 5 de enero.

Fotografía: Cristina Gómez García / @cris99gomez y Salvador López Medina / @SalvaLpezMedina

Una ciudad desbordada de público e ilusión

Un año más el Ateneo de Sevilla no defraudo con su cita con la ciudad el día más importante para esta institución, el 5 de enero, el día de la Cabalgata de los Reyes Magos.

Este año se cumplido 102 años de la Cabalgata de los Reyes Magos de Sevilla, pero este año puede pasar a la historia por varios hechos que se han dado lugar. El buen tiempo que se mantuvo hasta la puesta del sol, la ilusión que envuelve este día mágico que cada año va a más gracias a la gran labor que realiza el Ateneo hicieron que una vez más la ciudad estuviera desbordada de público, con cifras de cerca 500.000 personas presenciaron la Cabalgata en su discurrir por la ciudad en total 5 horas y media, según apuntan fuentes oficiales del Ayuntamiento.


A las cuatro y veinticinco de la tarde diez minutos más tarde del horario establecido el cortejo comenzaba a salir del Rectorado de la Universidad el gran cortejo que componen la Cabalgata, cerca de 3.000 personas que abría la Estrella de la Ilusión como ilusión y felicidad el Rey Baltasar despertaba entre el público. Rey que pese a su dificultad parecía que llevaba todo una vida tirando caramelos e incluso saltando en la carroza. Rey aclamado por todo el público, esperado por todos. Algunos ya lo sentencian como el Rey Baltasar eterno de Sevilla.


La ciudad se tiño de sonidos de alegría con la venida de los Reyes Magos gracias las formaciones musicales que un año más han hecho que las calles sean una fiesta y luz gracias al colorido que desprenden cada una de las carrozas (hasta 33), diseñadas por artista Jesús Corral Zambruno (director artístico del Ateneo), que junto a otros artistas como Victorio&Lucchino o Rafael Díaz han aportado sus sabiendas a los trajes de los diferentes personajes, llamando muchos la atención.

Esta Cabalgata como he citado anteriormente puede pasar a la historia por ser la primera vez que un personaje importante como el Rey Baltasar fue encarnado por una persona ciega como Cristóbal Martínez, la primera vez que un perro guía se sube a una carroza para ayudar a un discapacitado, en la del Grupo Social Once.


Una carroza que también ha sido admirada en la tarde de ayer, fue la de la Guardia Civil en referencia al 175 Aniversario del cuerpo, la cual a la llegada a la altura de la Basílica de la Esperanza Macarena rindieron honores a la Santísima Virgen. En ese mismo punto, Palas Atenea recibió un ramo de flores de parte de la corporación de la Madrugá.

A la hora exacta, a las 21:45 horas un cuarto de hora antes del horario estipulado el Rey Baltasar hacia su entrada de nuevo en el Rectorado y así dar por finalizada la Cabalgata 2019. Todo ello gracias al trabajo que realizada todo el equipo comandado por Pedro Lissen, Coordinador de Seguridad de la Cabalgata.

Todos los sevillanos tenemos que estar agradecidos al trabajo del Ateneo de Sevilla por la ilusión y la magia que traslada a todos los rincones de la ciudad cada 5 de enero.

Fotografía: Cristina Gómez García / @cris99gomez y Salvador López Medina / @SalvaLpezMedina