La Hermandad de la Sagrada Lanzada celebró el pasado martes 26 de noviembre, Cabildo general extraordinaria para aprobar la restauración de su titular letifica, Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera.

Trabajos que han sido aprobados por los hermanos de la corporación del Miércoles Santo y que serán llevados a cabo por el profesor Juan Manuel Miñarro, el mismo que presento el informe del estado de la imagen en dicho cabildo. La imagen estará retirada del culto entorno unos cuatro meses y comenzarán una vez pasados los cultos en su honor en este próximo mes de diciembre.

La intervención se basará principalmente a la policromía ya que se conserva la original tanto de la Virgen como del Niño, siendo las especialmente deteriorada la de la manos, encarnadura del cuello y la frente. No presenta daños estructurales y se revisarán los ensambles, los sistemas de las articulaciones de los brazos y de las manos, el candelero y los elementos metálicos añadidos en restauraciones anteriores.

En la película superficial, es el problema fundamental que padece la imagen, detectándolos de dos tipos: mecánicos provocados por roces que han generado erosiones de diversa gravedad y los deterioros debidos a adiciones y a repintes que se han realizado sobre la misma.

La imagen de Nuestra Señora de la Esperanza "Divina Enfermera" es una obra anónima de la segunda mitad del siglo XVI, si bien su aspecto actual se debe a remodelaciones profundas realizadas en los años 1786 y 1932, esta última ejecutada por el escultor Antonio Castillo Lastrucci, quien probablemente es el responsable del actual aspecto de la Virgen.

Fotografía: Claudia Barbaro Tejera / @Clau_BarTej

La Divina Enfermera será restaurada por Miñarro

La Hermandad de la Sagrada Lanzada celebró el pasado martes 26 de noviembre, Cabildo general extraordinaria para aprobar la restauración de su titular letifica, Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera.

Trabajos que han sido aprobados por los hermanos de la corporación del Miércoles Santo y que serán llevados a cabo por el profesor Juan Manuel Miñarro, el mismo que presento el informe del estado de la imagen en dicho cabildo. La imagen estará retirada del culto entorno unos cuatro meses y comenzarán una vez pasados los cultos en su honor en este próximo mes de diciembre.

La intervención se basará principalmente a la policromía ya que se conserva la original tanto de la Virgen como del Niño, siendo las especialmente deteriorada la de la manos, encarnadura del cuello y la frente. No presenta daños estructurales y se revisarán los ensambles, los sistemas de las articulaciones de los brazos y de las manos, el candelero y los elementos metálicos añadidos en restauraciones anteriores.

En la película superficial, es el problema fundamental que padece la imagen, detectándolos de dos tipos: mecánicos provocados por roces que han generado erosiones de diversa gravedad y los deterioros debidos a adiciones y a repintes que se han realizado sobre la misma.

La imagen de Nuestra Señora de la Esperanza "Divina Enfermera" es una obra anónima de la segunda mitad del siglo XVI, si bien su aspecto actual se debe a remodelaciones profundas realizadas en los años 1786 y 1932, esta última ejecutada por el escultor Antonio Castillo Lastrucci, quien probablemente es el responsable del actual aspecto de la Virgen.

Fotografía: Claudia Barbaro Tejera / @Clau_BarTej