Tendrán que pasar 1828 días o lo que es lo mismo, 5 años para que el Señor Cautivo del barrio humilde de Torreblanca vuelva a pisar las calles del centro de la ciudad, desde aquel 17 de febrero cuando se tendría que haber celebrado el Vía Crucis de la Fe pero que no pudo llevarse a cabo por las inclemencias meteorólogicas. Pero los hermanos de Torreblanca sacaron su imponte paso de misterio en un claro del cielo de aquella tarde a las puertas de Santa Marina para que todo el mundo allí agolpado lo viera. Ese gesto se llamaba ilusión con ganas de más.

El pasado mes de noviembre la ilusión y las ganas inundaban de nuevo el barrio: la imagen era designada para presidir el Vía Crucis de las Cofradías 2018, en la Santa Iglesia Catedral. Una nueva oportunidad desde aquella "espinita" que guardaban desde 2013 y la primera vez que una imagen de las Vísperas era designada para la ocasión.

Ha día de hoy (15 de enero) ya sólo 35 días separan del tan ansiado 19 de febrero que tanto esperan los hermanos de los Dolores de Torreblanca. Están preparando todo al detalle pero poco se sabe hasta el momento. Quieren sorprender a Sevilla.

Tan sólo se sabe que saldrán desde la Parroquia de Santa Marina, sede de la Hermandad madrina, la Hermandad de la Resurrección. Ambas corporaciones guardan un cariño especial desde el año 2013. En cuanto al recorrido, apuntan que será parecido al que tuvo el Señor de la Oración en el Huerto de Monte-Sión el año pasado, a falta de confirmación oficial y que en el cortejo estarán representadas todas las Hermandades de Vísperas.

Ya se conoce el Cartel, la papeleta de sitio y la convocatoria dedicada a Nuestro Padre Jesús Cautivo ante Pilatos para presidir el Vía Crucis 2018. Obras pictoricas que han sido realizadas por Rafael Franco, Antonio Borhórquez y José María Gómez, respectivamente. Fueron presentadas el Círculo Mercantil en la tarde del pasado viernes 12 de enero.


Fotografía: Salvador López Medina / @SalvaLpezMedina

Torreblanca cuenta los días para ver al Cautivo por las calles del centro


Tendrán que pasar 1828 días o lo que es lo mismo, 5 años para que el Señor Cautivo del barrio humilde de Torreblanca vuelva a pisar las calles del centro de la ciudad, desde aquel 17 de febrero cuando se tendría que haber celebrado el Vía Crucis de la Fe pero que no pudo llevarse a cabo por las inclemencias meteorólogicas. Pero los hermanos de Torreblanca sacaron su imponte paso de misterio en un claro del cielo de aquella tarde a las puertas de Santa Marina para que todo el mundo allí agolpado lo viera. Ese gesto se llamaba ilusión con ganas de más.

El pasado mes de noviembre la ilusión y las ganas inundaban de nuevo el barrio: la imagen era designada para presidir el Vía Crucis de las Cofradías 2018, en la Santa Iglesia Catedral. Una nueva oportunidad desde aquella "espinita" que guardaban desde 2013 y la primera vez que una imagen de las Vísperas era designada para la ocasión.

Ha día de hoy (15 de enero) ya sólo 35 días separan del tan ansiado 19 de febrero que tanto esperan los hermanos de los Dolores de Torreblanca. Están preparando todo al detalle pero poco se sabe hasta el momento. Quieren sorprender a Sevilla.

Tan sólo se sabe que saldrán desde la Parroquia de Santa Marina, sede de la Hermandad madrina, la Hermandad de la Resurrección. Ambas corporaciones guardan un cariño especial desde el año 2013. En cuanto al recorrido, apuntan que será parecido al que tuvo el Señor de la Oración en el Huerto de Monte-Sión el año pasado, a falta de confirmación oficial y que en el cortejo estarán representadas todas las Hermandades de Vísperas.

Ya se conoce el Cartel, la papeleta de sitio y la convocatoria dedicada a Nuestro Padre Jesús Cautivo ante Pilatos para presidir el Vía Crucis 2018. Obras pictoricas que han sido realizadas por Rafael Franco, Antonio Borhórquez y José María Gómez, respectivamente. Fueron presentadas el Círculo Mercantil en la tarde del pasado viernes 12 de enero.


Fotografía: Salvador López Medina / @SalvaLpezMedina