El diseño es obra de José Antonio Grande de León


El vestidor de la Santísima Virgen, conociendo perfectamente a la Sagrada Imagen y la idiosincracia de la hermandad, ha diseñado un manto rico en bordados y basado en el primitivo manto de salida de la Soledad.
El diseño es simétrico, a excepción de la calle central del manto que es asimetríca, componiéndose todo el conjunto de un entramado de grandes ramas de cardos que se entrelazan entre sí y largos cabos de hojas florecidos en ricas flores de cardos de todo tipo, llevando una greca perimetral que bordea el manto completo.
La obra como en la mayoría de los exponentes que posee la hermandad, del siglo XIX, está formada por piezas de gran formato junto a todo tipo de pequeñas piezas y detalles que formarán el bordado del manto y conferirán a la pieza una vez terminada una riqueza y finura especial.
La realización del bordado se realizará siguiendo las mismas técnicas y utilizando los mismos materiales que usaban las Hermanas Antúnez en sus obras debido a la gran admiración de Grande de León por los bordados de Josefa y Ana
Llevará todo tipo de puntos y técnicas de bordado cetillo, ladrillo, ladrillo doble, media onda, puntita, puntita doble, puntita triple, escamados de lentejuelas, hojilla y cartulinas.
Se utilizarán para el bordado del mismo todo tipo de hilos, siempre de oro fino, muestra, torzal, liso, moteado, ondeado, mate-brillo, canutillos, hojilla y mezcla de distintos materiales dentro de una misma pieza, que se usaba mucho en la antigüedad.
Para la costosa labor de la confección del nuevo manto, la hermandad ha dispuesto un número de cuenta en el que hacer aportaciones que ayuden a sufragar el coste total, C/C.: 3187 0315 34 4641516218.

Proyectado el futuro manto de salida para la Soledad de San Buenaventura

El diseño es obra de José Antonio Grande de León


El vestidor de la Santísima Virgen, conociendo perfectamente a la Sagrada Imagen y la idiosincracia de la hermandad, ha diseñado un manto rico en bordados y basado en el primitivo manto de salida de la Soledad.
El diseño es simétrico, a excepción de la calle central del manto que es asimetríca, componiéndose todo el conjunto de un entramado de grandes ramas de cardos que se entrelazan entre sí y largos cabos de hojas florecidos en ricas flores de cardos de todo tipo, llevando una greca perimetral que bordea el manto completo.
La obra como en la mayoría de los exponentes que posee la hermandad, del siglo XIX, está formada por piezas de gran formato junto a todo tipo de pequeñas piezas y detalles que formarán el bordado del manto y conferirán a la pieza una vez terminada una riqueza y finura especial.
La realización del bordado se realizará siguiendo las mismas técnicas y utilizando los mismos materiales que usaban las Hermanas Antúnez en sus obras debido a la gran admiración de Grande de León por los bordados de Josefa y Ana
Llevará todo tipo de puntos y técnicas de bordado cetillo, ladrillo, ladrillo doble, media onda, puntita, puntita doble, puntita triple, escamados de lentejuelas, hojilla y cartulinas.
Se utilizarán para el bordado del mismo todo tipo de hilos, siempre de oro fino, muestra, torzal, liso, moteado, ondeado, mate-brillo, canutillos, hojilla y mezcla de distintos materiales dentro de una misma pieza, que se usaba mucho en la antigüedad.
Para la costosa labor de la confección del nuevo manto, la hermandad ha dispuesto un número de cuenta en el que hacer aportaciones que ayuden a sufragar el coste total, C/C.: 3187 0315 34 4641516218.