Esta semana en la ciudad estamos en alerta amarilla por fuertes olas de calor, como calor se pudo apreciar desde bien temprano ayer jueves 15 de junio, festividad del Corpus Christi, motivo por el que se apreciaba menos público que otros años.

Un cortejo que comenzó a salir a la hora prevista, a las 08:15 horas se ponía un largo cortejo en la calle con el sonido de la Campana y los niños carráncanos. Un cortejo que cada año está siendo más extenso debido al elevado número de hermanos con cirios que acompañan a su corporación, tardando más de dos horas en pasar el cortejo. A las 10:45 horas se ponía la Custodia de Arfe en la calle. 

La Hermandad de San Gonzalo estaba muy presente en este día del Corpus, con la fachada de la Parroquia como portadas en la Plaza San Francisco con motivo del 75 aniversario de la misma y la próxima Coronación de la Dolorosa del barrio León, el altar montado en la Avenida de la Constitución presidido por su custodia y los encargados de llevar y exornar el paso de Santa Justa y Rufina, donde pudo ser el más característico este año respecto a los demás que salen en la procesión por su decoración con jarras cerámicas con el escudo de la corporación. algo muy singular del barrio de Triana, en las esquinas del paso. 

A las 10:17 hacía su entrada la Custodia en la Catedral por la puerta de los Palos bajo una calor sofocante que mantenía a muy poco público presente en la Plaza Virgen de los Reyes.

Aún así el Corpus en Sevilla siempre será característico por todo lo que le envuelve y tradición de muchísimos años atrás que se sigue manteniendo.

Fotografía: Salvador López Medina / @SalvaLpezMedina