En una tarde del recién estrenado periodo veraniego, la ciudad de Cádiz se preparaba para acoger un acontecimiento extraordinario que en los últimos tiempos se están convirtiendo en habituales en Andalucía. En esta ocasión se celebraba el 150 aniversario del patronazgo de la Virgen del Rosario.

A las 16:30 horas del sábado 24 de junio, se ponía en la calle la Reina de Todos los Santos de la Hermandad de la Cena, el primero de los 11 pasos que recorrerían las principales arterias del centro de Cádiz, hasta cerca de las 03:30 horas del Domingo, cuando la Virgen de la Penas de la Hermandad de la Palma cruzase el dintel de la Parroquia de Ntra. Señora de la Palma, en el barrio de la Viña.

Se producían varios atractivos únicos de la Magna, como el templete de la Virgen del Desconsuelo de la Hermandad de los Afligidos, el acompañamiento de San Juan a la Virgen de la Lágrimas o el acompañamiento musical tanto en la Virgen de las Angustias y la Virgen de la Trinidad, algo no habitual en Semana Santa.

El calor de la Bahía de Cádiz hizo que se notase poco público durante toda la jornada y se pudiese ver todas las Hermandades en poco tiempo. Se produjeron retrasos de casi una hora durante un recorrido oficial muy extenso y sin acompañamientos musicales, salvo la patrona, la cual se recogió en la Catedral. Gran afluencia de público recibió la Virgen de las Penas una de las devociones más fuertes de Cádiz acompañada musicalmente por una banda habitual en las procesiones extraordinarias como es la Sociedad Filarmónica de "El Carmen de Salteras", junto a ella Maestro Dueñas y Las Cigarreras de lo mejor.

Cádiz. Honores a la Virgen del Rosario, Patrona de Cádiz

En una tarde del recién estrenado periodo veraniego, la ciudad de Cádiz se preparaba para acoger un acontecimiento extraordinario que en los últimos tiempos se están convirtiendo en habituales en Andalucía. En esta ocasión se celebraba el 150 aniversario del patronazgo de la Virgen del Rosario.

A las 16:30 horas del sábado 24 de junio, se ponía en la calle la Reina de Todos los Santos de la Hermandad de la Cena, el primero de los 11 pasos que recorrerían las principales arterias del centro de Cádiz, hasta cerca de las 03:30 horas del Domingo, cuando la Virgen de la Penas de la Hermandad de la Palma cruzase el dintel de la Parroquia de Ntra. Señora de la Palma, en el barrio de la Viña.

Se producían varios atractivos únicos de la Magna, como el templete de la Virgen del Desconsuelo de la Hermandad de los Afligidos, el acompañamiento de San Juan a la Virgen de la Lágrimas o el acompañamiento musical tanto en la Virgen de las Angustias y la Virgen de la Trinidad, algo no habitual en Semana Santa.

El calor de la Bahía de Cádiz hizo que se notase poco público durante toda la jornada y se pudiese ver todas las Hermandades en poco tiempo. Se produjeron retrasos de casi una hora durante un recorrido oficial muy extenso y sin acompañamientos musicales, salvo la patrona, la cual se recogió en la Catedral. Gran afluencia de público recibió la Virgen de las Penas una de las devociones más fuertes de Cádiz acompañada musicalmente por una banda habitual en las procesiones extraordinarias como es la Sociedad Filarmónica de "El Carmen de Salteras", junto a ella Maestro Dueñas y Las Cigarreras de lo mejor.