El imponente Cristo de la Oración en el Huerto de la Hermandad de Monte-Sión era el centro de todas las miradas en la tarde noche del pasado lunes 6 de marzo por las calles de Sevilla. Protagonizaba el rezo del Vía Crucis de las Hermandades y Cofradías 2017 en la Santa Iglesia Catedral.

Unos minutos antes del horario previsto y con gran afluencia de público pese a la hora temprana de la salida el cortejo que acompañaba al Señor de la Oración se ponía en la calle, a las 17:10 se abrieron las puertas de la Capilla del Rosario y comenzó a salir el cortejo que lo precedía, un cortejo que contaba con una gran participación hasta unos 450 y pico hermanos lo formaban, de unos 630 hermanos que habían sacado papeleta por dicha ocasión, así nos lo comunicaba el 2º prioste.

A las 17:25 horas el Señor de la Oración se ponía en la calle en esa imponentes andas del palio de Traslado de la Virgen del Rosario pero llevando en cada esquina los candelabros del paso de misterio y con un monte de claveles rojos y rosas que ponían al titular en una buena altura para que pudiera ser visualizado sin problema, y luciendo la nueva túnica. Salida en la que el trío de capilla y la coral polifónica que acompañaba interpretaron Coplas en su honor que fueron acompañadas por dos saeteras, una cada una. Una simulación a Jueves Santo en la Plaza de Carros, donde se encontraba también la cantante María del Monte, hermana de la corporación, que fue durante todo el tiempo delante de las andas.

Con algo de retraso hizo entrada en la Catedral a las 20:00 horas y comenzó el rezo de las estaciones del Vía Crucis presidido por el Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina. Rezo de las catorce estaciones que estuvieron muy acompañadas de público, algo que la Hermandad de Monte-Sión quería romper frente a lo pasado a año anteriores, superándolo con creces.  Antes de emprender el regreso a casa, el Señor de la Oración se mostraba ante la Patrona de Sevilla, la Virgen de los Reyes siendo portado por los miembros del consejo de Hermandades y Cofradías pudiéndose ver también portandolo a Alberto García Reyes, pregonero de la Semana Santa de Sevilla 2017.

A las 21:50 horas hacía su salida de la Santa Iglesia Catedral y de manera que ya iba llegando a su sede canónica el público iba disminuyendo e hizo su entrada a las doce de la noche, media hora más tarde de lo previsto.

Un Vía Crucis donde predomino el silencio, el respeto, la devoción y las formas de hacer. La Hermandad de Monte-Sión hizo un Vía Crucis para la historia de Sevilla.

Fotografías: Mariano Moreno Cabrera y Salvador López Medina.