Podemos definir "Transparencia" como una cualidad que posee un objeto para poder ver claro, nítido, sin ambigüedad a través de él. Este término, que estamos definiendo, hoy en día no está presente en muchas de nuestras Hermandades en lo que se refiere a los asuntos económicos. Y por este motivo la Archidiócesis de Sevilla ha decidido crear un órgano que gestione la situación económica de las Cofradías, y elimine los gastos innecesarios y de cabezas con pocas luces,  ya que la triste realidad de estas es que solo unas pocas presentan sus cuentas al Arzobispado y participan en el Fondo Común Diocesano.

La nueva medida viene impulsada por la Conferencia Episcopal Española, para ser modelo ejemplar para la Sociedad y Estado, del buen uso de bienes de la Iglesia, a la cual se ha querido agregar nuestra Diócesis, que ya en su página web viene mostrando las cuentas de varios cursos anteriores, y el actual inclusive. Pero claro la situación es que hay hermandades que llevan poco tiempo en la nómina de la Semana Santa e incluso pocos años de vida como es la Hermandad del Polígono de San Pablo, que aportan cantidades sorprendentes, de agrado y de quitarse el sombrero, ante otras cofradías que ni siquiera aparecen en la lista. Todo indica que nuestras hermandades se estén convirtiendo en verdaderas empresas que podrían hasta cotizar en bolsa, en vez de ser asociaciones que promuevan el cristianismo y ayuden a la Iglesia en labores de acción social... ¿Qué dinero va destinado a la Caridad y cual para enriquecer el patrimonio?