Una Catedral a rebosar de público se ponía en pié justo a las doce del mediodía del 1 de octubre para recibir en el Altar del Jubileo al clero, acólitos, los 60 niños con la Corona, cuerpo de acólitos de la Hermandad y al Arzobispo de Sevilla, acompañado del son del órgano.

Ceremonia de Coronación en el que asistieron muchas representaciones tanto religiosas como civiles, que se unen relación con esta corporación del barrio del Porvenir. Se vieron también, muchas mujeres vestidas de la tradicional mantilla y a toda la junta de gobierno de la Paz vestida de chaque.

Después de la homilía por parte del Sr. Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, en la cual agradeció a la Hermandad por haber cumplido todos los requisitos para ver coronada a su dolorosa y decir que había que llevar a la Virgen de la Paz en el corazón, procedió al momento cubre: posar sobre las sienes de la Virgen la Corona.

Juan José oró un minuto delante de la Virgen ( como había solicitado) y procedió a posar la presea sobre las sienes de la Virgen a las 12:57 horas, con interpretación del Himno de España a órgano.

A las 13:55 con palabras de Santiago Arenado, hermano mayor emocionado y con la bendición del Arzobispo de Sevilla finalizó la Misa Estacional de la Coronación.

Apenas horas después, a las 16:45 horas en punto, se ponía en la calle la Agrupación Musical "Nuestra Señora de la Encarnación" de San Benito para abrir paso desde la Puerta de San Miguel y con ellos el cortejo de los hermanos con cirio, representaciones de las Hermandades de Sevilla y Provincia adheridas a la Coronación, invitadas y las Hermandades con las Vírgenes Coronadas.

A las 17:20 horas, el palio de María Santísima de la Paz Coronada se puso en la calle a sones de la marcha realizada para la ocasión, como es Coronación de la Paz de David Hurtado. Un palio que le costaba avanzar de cantidad de personas que se agolpaban para contemplarla. Tardó una hora y media en llegar el palio al andén del Ayuntamiento, donde allí les esperaba la representación municipal y donde fue realizada una alfombra de sal por vecinos de Sanlúcar de Barrameda. La Virgen atravesó la alfombra sorprendida por una lluvia de pétalos, que no fue la única porque por el barrio del Arenal y en el Porvenir también las recibió, y en mayor cantidad.

Una vez de abandonar el andén del Ayuntamiento, se disponía a atravesar el barrio del Arenal, visitando a la Hermandad de la Pura y Limpia. Fue discurriendo por este itinerario extraordinario con una gran afluencia de público, donde el palio le costaba avanzar, estando la Cruz de Guía y el cuerpo de acólitos casí pegados ya que no existía cortejo, ya que en el ayuntamiento los hermanos que iban acompañando podían soltar el cirio.

Retomó la Avenida de la Constitución sobre la ya pasada media noche del domingo 2 de ocubre para llegar a la calle San Fernando y saludar a la Hermandad de los Estudiantes. Una estampa bonita que se vivió en aquel momento cuando el palio de malla de la Virgen de la Paz se postraba ante la Capilla de la Universidad a sones de Mi Amargura. Desde ahí comenzaba el recorrido de vuelta como si de un Domingo de Ramos se tratará, atravesando el Parque, haciendo el momento destacado en la Torre Sur con el cante de una saeta y la interpretación de Lloran los Clarines por la Banda de Música de Santa Ana de Dos Hermanas con el sólo de trompeta desde la misma.

Entorno a las dos de la madrugada, la Virgen de la Paz Coronada entraba en su barrio, lleno de gente y engalanado para la ocasión. Haciendo la entrada en la Parroquia de San Sebastían a las tres y media de la madrugada.

Casi culminaba el día más importante de la Hermandad de la Paz, con la Virgen más de diez horas por las calles de Sevilla. Un Domingo de Ramos de otoño.

Fotografías: José Manuel Delgado y Salvador López Medina.

Paz Coronada por Sevilla

Una Catedral a rebosar de público se ponía en pié justo a las doce del mediodía del 1 de octubre para recibir en el Altar del Jubileo al clero, acólitos, los 60 niños con la Corona, cuerpo de acólitos de la Hermandad y al Arzobispo de Sevilla, acompañado del son del órgano.

Ceremonia de Coronación en el que asistieron muchas representaciones tanto religiosas como civiles, que se unen relación con esta corporación del barrio del Porvenir. Se vieron también, muchas mujeres vestidas de la tradicional mantilla y a toda la junta de gobierno de la Paz vestida de chaque.

Después de la homilía por parte del Sr. Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, en la cual agradeció a la Hermandad por haber cumplido todos los requisitos para ver coronada a su dolorosa y decir que había que llevar a la Virgen de la Paz en el corazón, procedió al momento cubre: posar sobre las sienes de la Virgen la Corona.

Juan José oró un minuto delante de la Virgen ( como había solicitado) y procedió a posar la presea sobre las sienes de la Virgen a las 12:57 horas, con interpretación del Himno de España a órgano.

A las 13:55 con palabras de Santiago Arenado, hermano mayor emocionado y con la bendición del Arzobispo de Sevilla finalizó la Misa Estacional de la Coronación.

Apenas horas después, a las 16:45 horas en punto, se ponía en la calle la Agrupación Musical "Nuestra Señora de la Encarnación" de San Benito para abrir paso desde la Puerta de San Miguel y con ellos el cortejo de los hermanos con cirio, representaciones de las Hermandades de Sevilla y Provincia adheridas a la Coronación, invitadas y las Hermandades con las Vírgenes Coronadas.

A las 17:20 horas, el palio de María Santísima de la Paz Coronada se puso en la calle a sones de la marcha realizada para la ocasión, como es Coronación de la Paz de David Hurtado. Un palio que le costaba avanzar de cantidad de personas que se agolpaban para contemplarla. Tardó una hora y media en llegar el palio al andén del Ayuntamiento, donde allí les esperaba la representación municipal y donde fue realizada una alfombra de sal por vecinos de Sanlúcar de Barrameda. La Virgen atravesó la alfombra sorprendida por una lluvia de pétalos, que no fue la única porque por el barrio del Arenal y en el Porvenir también las recibió, y en mayor cantidad.

Una vez de abandonar el andén del Ayuntamiento, se disponía a atravesar el barrio del Arenal, visitando a la Hermandad de la Pura y Limpia. Fue discurriendo por este itinerario extraordinario con una gran afluencia de público, donde el palio le costaba avanzar, estando la Cruz de Guía y el cuerpo de acólitos casí pegados ya que no existía cortejo, ya que en el ayuntamiento los hermanos que iban acompañando podían soltar el cirio.

Retomó la Avenida de la Constitución sobre la ya pasada media noche del domingo 2 de ocubre para llegar a la calle San Fernando y saludar a la Hermandad de los Estudiantes. Una estampa bonita que se vivió en aquel momento cuando el palio de malla de la Virgen de la Paz se postraba ante la Capilla de la Universidad a sones de Mi Amargura. Desde ahí comenzaba el recorrido de vuelta como si de un Domingo de Ramos se tratará, atravesando el Parque, haciendo el momento destacado en la Torre Sur con el cante de una saeta y la interpretación de Lloran los Clarines por la Banda de Música de Santa Ana de Dos Hermanas con el sólo de trompeta desde la misma.

Entorno a las dos de la madrugada, la Virgen de la Paz Coronada entraba en su barrio, lleno de gente y engalanado para la ocasión. Haciendo la entrada en la Parroquia de San Sebastían a las tres y media de la madrugada.

Casi culminaba el día más importante de la Hermandad de la Paz, con la Virgen más de diez horas por las calles de Sevilla. Un Domingo de Ramos de otoño.

Fotografías: José Manuel Delgado y Salvador López Medina.