Un barrio de Triana engalanado para conmemorar los 450 años que la hermandad de la Castilla. El pasado sábado 29 de octubre se recordó la historia de la cofradía en la calle en muchos años atrás cuando fue la primera Hermandad en hacer estación de penitencia a la Catedral trianera, la Parroquia de Santa Ana.

A las 18:00 horas se abrieron las puertas de la Parroquia de la O con aplausos del público que allí aguardaba la salida del palio de la Virgen de la O, comenzando a sonar la Banda del Sôl, que iba abriendo paso y a salir el cortejo de hermanos con cirios, dos tramos, 400 hermanos más o menos, siguiéndole las representaciones de las Hermandades allegadas a la corporación y las Hermandades de Triana, y también representación municipal, con el delegado de fiestas mayores, Juan Carlos Cabrera. A las 18:25 se hace el silencio en la calle Castilla, Rafael Ariza llama por primera vez en la tarde del sábado al palio de María Santísima de la O. Sobre las siete menos veinte de la tarde el palio se ponía en la calle donde fue recibida por explosión de jubiló por sus hermanos y devotos.

Cuando ya se hacía la noche en Triana, la primera parada de rigor fue en la calle Pureza, en la Capilla de los Marineros postrándose ante la Virgen de la Esperanza, donde fue sorprendida por una lluvia de pétalos. Desde la misma calle Pureza siguió su recorrido que desembocaría en la Parroquia de Santa Ana, donde se iba a vivir el acto principal que se había preparado, el acto litúrgico, llegando a la hora fijada, sobre las nueve y cuarto de la noche. Continúo su recorrido histórico por el viejo arrabal, visitando a otra Hermandad trianera, la Hermandad de la Estrella, para ir buscando su sede canónica, que con una hora de retraso hizo su entrada el palio, a las dos y veinte de la mañana ya del domingo 30 de octubre.

Así finalizaba una jornada y un año histórico para la Hermandad de la O que ha conmemorado los 450 años fundacional por todo lo alto.

Los sones al palio de la Virgen de la O, conocido cariñosamente como "el camión" fueron a cargo de la Sociedad Filarmónica del Carmen de Salteras, que interpreto las composiciones de forma magistral.

450 años de devoción a María Santísima de la O

Un barrio de Triana engalanado para conmemorar los 450 años que la hermandad de la Castilla. El pasado sábado 29 de octubre se recordó la historia de la cofradía en la calle en muchos años atrás cuando fue la primera Hermandad en hacer estación de penitencia a la Catedral trianera, la Parroquia de Santa Ana.

A las 18:00 horas se abrieron las puertas de la Parroquia de la O con aplausos del público que allí aguardaba la salida del palio de la Virgen de la O, comenzando a sonar la Banda del Sôl, que iba abriendo paso y a salir el cortejo de hermanos con cirios, dos tramos, 400 hermanos más o menos, siguiéndole las representaciones de las Hermandades allegadas a la corporación y las Hermandades de Triana, y también representación municipal, con el delegado de fiestas mayores, Juan Carlos Cabrera. A las 18:25 se hace el silencio en la calle Castilla, Rafael Ariza llama por primera vez en la tarde del sábado al palio de María Santísima de la O. Sobre las siete menos veinte de la tarde el palio se ponía en la calle donde fue recibida por explosión de jubiló por sus hermanos y devotos.

Cuando ya se hacía la noche en Triana, la primera parada de rigor fue en la calle Pureza, en la Capilla de los Marineros postrándose ante la Virgen de la Esperanza, donde fue sorprendida por una lluvia de pétalos. Desde la misma calle Pureza siguió su recorrido que desembocaría en la Parroquia de Santa Ana, donde se iba a vivir el acto principal que se había preparado, el acto litúrgico, llegando a la hora fijada, sobre las nueve y cuarto de la noche. Continúo su recorrido histórico por el viejo arrabal, visitando a otra Hermandad trianera, la Hermandad de la Estrella, para ir buscando su sede canónica, que con una hora de retraso hizo su entrada el palio, a las dos y veinte de la mañana ya del domingo 30 de octubre.

Así finalizaba una jornada y un año histórico para la Hermandad de la O que ha conmemorado los 450 años fundacional por todo lo alto.

Los sones al palio de la Virgen de la O, conocido cariñosamente como "el camión" fueron a cargo de la Sociedad Filarmónica del Carmen de Salteras, que interpreto las composiciones de forma magistral.