El pasado sábado 17 de Septiembre la ciudad de Huelva vivió un día histórico para las cofradías y la propia ciudad. Llegaba un acto multitudinario, que todo hacía acompañar para que todo saliera como debiera. Huelva ponía en la calle 24 pasos para conmemorar el Año de la Misericordia por todo lo alto.

Una ciudad que vivía desde bien temprano la víspera del Acto Misericordioso que comenzaba a las tres menos cuarto con la Salida del Señor de la Sentencia en su Presentación al Pueblo y una última salida la hacía la Inmaculada Concepción a las ocho y cuarto. A las siete de la tarde el Santísimo Cristo de la Misericordia entraba en la carrera oficial, dirigiéndose al altar instalado en el Ayuntamiento para presidir el acto, por el que pasaron las 23 pasos restantes. Una vez instalado tomó la palabra alcalde de la ciudad y el Arzobispo, y posteriormente sonó el Himno Nacional y comenzaron a pasar los diferentes pasos, siendo la primera la Virgen de la Merced y a las nueve de la noche pasó la última, la Inmaculada Concepción, cerrando la carrera oficial. Acto que se celebró con total solemnidad y respeto, todo el público que se concentraba en la carrera oficial, en las sillas, guardaba absoluto silencio al paso de los pasos procesional, los cuales iban todos en silencio y entonces se hacía de más recogimiento. Unas cinco mil sillas se instalaron en toda la carrera oficial en la Gran Vía.

Cuando todos los pasos habían realizado la carrera oficial, se disponían a realizar su recorrido de vuelta, retomando el acompañamiento musical quien lo tuviera, aumentando la ausencia de público, costandole avanzar a los cortejos. Público llegados desde todos los rincones de España, donde los hoteles de la ciudad días antes del acto colgaban el cartel de completos y así se hacía notar. Huelva nos regalaba una Semana Santa en verano.

Un acto que permitió ver estampas que en dicha ciudad en Semana Santa, no ocurren. La Virgen de la Soledad era acompañada por banda de música, en este caso de la Banda de Música "Nuestra Señora del Águila", de Alcalá de Guadaíra de Sevilla, que a todo el mundo le sorprendió de como le sentaba satisfactoriamente, ya que habitualmente no lleva acompañamiento musical, el Cristo de Preciosa Sangre, que no sale en Semana Santa y el Señor Yacente que iba sin urna, entre otros. Estampas que gracias a estas cosas extraordinarias, se tiene la ocasión de contemplar, saliendo de lo habitual.

Día histórico que se culminaba con la entrada de la última cofradía, la de la Sagrada Lanzada, pasadas las dos de la madrugada del ya domingo 18 de Septiembre.

Cabe recordar que de la ciudad de Sevilla, asistieron seis formaciones musicales, que son las siguientes: Banda de Cornetas y Tambores de la Centuria Romana Macarena, Banda de Cornetas y Tambores "Nuestra Señora de la Victoria" (Las Cigarreras), Banda de Cornetas y Tambores "Santísimo Cristo de las Tres Caídas", de Triana, Agrupación Musical "Nuestro Padre Jesús de la Salud" (Los Gitanos), Agrupación Musical "Nuestro Padre Jesús Nazareno", de la Algaba y la Banda de Música "Nuestra Señora del Águila", de Alcalá de Guadaíra.