La calor de este fin de semana que comenzaba ayer viernes con la procesión fluvial de la Virgen del Carmen de Calatrava, no supuso ningún impedimento para que los cofrades y devotos de esta corporación se echaran a la calle a disfrutar de la imagen recorriendo el río Guadalquivir.

A las 19:30 horas se ponía en la calle el cortejo en dirección al embarcadero de la Barqueta para comenzar la procesión fluvial, habiendo representaciones de la mariana, como es habitual, al ser la patrona de los mismos. Registrándose 45º grados, en dicha hora al pasar por el cruce que le llevaba a los bajos del Puente de la Barqueta.  

Media hora después, la Virgen era embarcada en la tradicional barco adornado con banderas marrones y blancas y banderas de España, donde alrededor de las nueve de la noche, los marineros arrojaban un rosco de flores, se rezo por los marineros fallecidos y desde la Pasarela de la Cartuja se realizó una petalada a sones de Encarnación Coronada, por la Banda de música juvenil de las Cigarreras.

A las 21:30 horas, la Virgen volvía a la Barqueta para realizar el Rosario Público por las calles de la feligresía y regresar a su sede canónica, donde antes de alcanzar la media noche regresaba a la Capilla y comenzaba la salutación a cargo del Pregonero de las Glorias 2016 y los toques de Clarines por la Banda del Sôl, para dar la bienvenida al día de la festividad del Carmen.