70. El número de días que restan para que se abran las puertas del Salvador, y un rayo de sol ilumine el dorado del paso de la Sagrada Entrada en Jerusalén. 70 días para que sea "Cristo del Amor" la primera marcha en sonar tras el Himno. Los mismos días que faltan para que la Banda de CCTT Sagrada Columna y Azotes inaugure la Carrera Oficial por la que discurrirán las hermandades desde el Domingo de Ramos al de Resurrección.

70 días sobre el papel, 68 para el cofrade. Viernes de Dolores y Sábado de Pasión, dos jornadas que abren las puertas a la semana grande de la capital hispalense. Aunque siendo realistas, no son 68, son muchos menos, porque en un mes escaso empieza la Cuaresma.
           
Y, ¿No cuenta el cofrade los días para la Cuaresma? Priostía, ensayos de bandas y costaleros, colas para las papeletas, traslados y via-crucis... se ven ocultados por el olor a incienso que colapsa nuestras mentes y nos hace disfrutar de cada segundo que pasamos en entornos cofradieros en esta fecha de Cuaresma.

Disfrutemos de los días que restan y dejemos de hacer la cuenta atrás. Disfrutemos de cada una de estas jornadas previas a la que es nuestra semana.Disfrutemos de pregones, traslados y conciertos, de quinarios y funciones.Disfrutemos de Sevilla mientras esperamos a que baje el Hijo de Dios.

70 días para el Domingo de Ramos, donde podamos decir que, palabras de Carlos Herrera en el pregón del año 2001, "Habiendo cerrado ya las puertas de la Cuaresma, el sol empieza a escribir en las azoteas sus lecciones de Primavera".

Se acaba la espera

70. El número de días que restan para que se abran las puertas del Salvador, y un rayo de sol ilumine el dorado del paso de la Sagrada Entrada en Jerusalén. 70 días para que sea "Cristo del Amor" la primera marcha en sonar tras el Himno. Los mismos días que faltan para que la Banda de CCTT Sagrada Columna y Azotes inaugure la Carrera Oficial por la que discurrirán las hermandades desde el Domingo de Ramos al de Resurrección.

70 días sobre el papel, 68 para el cofrade. Viernes de Dolores y Sábado de Pasión, dos jornadas que abren las puertas a la semana grande de la capital hispalense. Aunque siendo realistas, no son 68, son muchos menos, porque en un mes escaso empieza la Cuaresma.
           
Y, ¿No cuenta el cofrade los días para la Cuaresma? Priostía, ensayos de bandas y costaleros, colas para las papeletas, traslados y via-crucis... se ven ocultados por el olor a incienso que colapsa nuestras mentes y nos hace disfrutar de cada segundo que pasamos en entornos cofradieros en esta fecha de Cuaresma.

Disfrutemos de los días que restan y dejemos de hacer la cuenta atrás. Disfrutemos de cada una de estas jornadas previas a la que es nuestra semana.Disfrutemos de pregones, traslados y conciertos, de quinarios y funciones.Disfrutemos de Sevilla mientras esperamos a que baje el Hijo de Dios.

70 días para el Domingo de Ramos, donde podamos decir que, palabras de Carlos Herrera en el pregón del año 2001, "Habiendo cerrado ya las puertas de la Cuaresma, el sol empieza a escribir en las azoteas sus lecciones de Primavera".