Han sido siete días de un no parar de gente a la sede del Círculo Mercantil, en la calle Sierpes. La Hermandad de la Estrella le preparo a su hermano Pepe Garduño una exposición como comentan desde la calle San Jacinto "como él se merecía".

Una exposición que recogía toda la vida profesional y cofrade de Garduño hasta la actualidad. Instantáneas de su labor profesional, fotografías en las cofradías realizando su tarea que le vuelve loco, que no es otra que vestir a diferentes Dolorosas de la ciudad y reconocimientos y premios que ha recibido a lo largo de su vida.

Fue una persona que creo un antes y un después en el arte de vestir a las Vírgenes. Ha sabido darle un estilo único y característico a la Esperanza Macarena, por ejemplo.

Todo recogido en una sala de exposición presidida por dos fotografías a tamaño real de Esperanza Macarena y la Virgen de la Estrella, vestidas por él mismo. Sus mayores devociones. Por destacar, se podría encontrar una carta que le mando el Rey de España a Juan Carlos I, la cámara de fotos que utilizaba, entre otras cosas de gran curiosidad.

Si pasabas cualquier día de los que ha durado la exposición y a cualquier hora de visita, allí se encontraba Pepe para recibir a la gente que lo admira, que no son pocas. Una persona y cofrade muy grande, que te llena con sus palabras, si tienes la oportunidad de hablar con él. Sevilla le tenía que homenajear y así ha sido.










Fotografías: Salvador López Medina / @SalvaLpezMedina


Sevilla le rindió homenaje a Pepe Garduño

Han sido siete días de un no parar de gente a la sede del Círculo Mercantil, en la calle Sierpes. La Hermandad de la Estrella le preparo a su hermano Pepe Garduño una exposición como comentan desde la calle San Jacinto "como él se merecía".

Una exposición que recogía toda la vida profesional y cofrade de Garduño hasta la actualidad. Instantáneas de su labor profesional, fotografías en las cofradías realizando su tarea que le vuelve loco, que no es otra que vestir a diferentes Dolorosas de la ciudad y reconocimientos y premios que ha recibido a lo largo de su vida.

Fue una persona que creo un antes y un después en el arte de vestir a las Vírgenes. Ha sabido darle un estilo único y característico a la Esperanza Macarena, por ejemplo.

Todo recogido en una sala de exposición presidida por dos fotografías a tamaño real de Esperanza Macarena y la Virgen de la Estrella, vestidas por él mismo. Sus mayores devociones. Por destacar, se podría encontrar una carta que le mando el Rey de España a Juan Carlos I, la cámara de fotos que utilizaba, entre otras cosas de gran curiosidad.

Si pasabas cualquier día de los que ha durado la exposición y a cualquier hora de visita, allí se encontraba Pepe para recibir a la gente que lo admira, que no son pocas. Una persona y cofrade muy grande, que te llena con sus palabras, si tienes la oportunidad de hablar con él. Sevilla le tenía que homenajear y así ha sido.










Fotografías: Salvador López Medina / @SalvaLpezMedina