Sevilla se encuentra a las puertas de un nuevo año jubilar que el Papa Francisco inaugurará el próximo 8 de Diciembre del presente año. Un año que ya tiene un acto significativo para las cofradías de Sevilla: El Gran Poder presidirá la misa estacional por el año de la Misericordia, el 5 de Noviembre de 2016. Tras esta noticia planteo las siguientes cuestiones.

El Gran Poder es una talla archiconocida en Sevilla y parte del mundo, es una de las imágenes que más ha salido para diferentes actos... pero ¿Siempre tienen que ser las mismas imágenes las que se eligen para los actos celebrados en la Archidiócesis? Por ser el año de la Misericordía, desde mi humilde opinión, debería haberse elegido otro tipo de imágenes tal vez de menor popularidad, tal vez relacionadas con la advocación de la Misericordia... en definitiva, quiero decir que parece que son las únicas que existen en Sevilla.

Por otro lado, según tengo entendido. el Papa Francisco quiere que las Hermandades, Asociaciones y Cristianos en general, nos dediquemos durante este año a realizar acciones misericordiosas como "visitar al enfermo, "dar de comer al hambriento" o "consolar a los afligidos", y a realizar menos cultos o actos "extraordinarios" donde la principal causa es el año de la Misericordia, por lo tanto deberíamos preocuparnos más por nuestro patrimonio humano que por el artístico y ayudarnos los unos a los otros, donde también me incluyo.

No se me quiera mal interpretar, pues no estoy menos preciando la talla del Señor de Sevilla o a su creador, al contrario, utilicemos estas imágenes de gran devoción como reclamo a realizar actos misericordiosos. Ni que decir tiene que, si Dios quiere, el próximo 5 de Noviembre del 2016 saldré al encuentro del Señor para poder contemplar la seriedad con la que organiza la Hermandad estos traslados y para admirar el rostro del Señor que desde hace varias Madrugadas por motivos de músico no puedo verlo.

Fotografía: Víctor Manuel Cascales Vallejo / @victorm_cv