El pasado martes 4 de agosto, Monseñor Asenjo, Obispo de Sevilla, ingresaba en el Hospital de Guadalajara tras sufrir un fuerte dolor y malestar en el abdomen.

El Obispo se encontraba en la localidad de Sigüenza realizando su tradicional visita a su familia natal antes de la novena y la procesión de la patrona de la Archidiócesis de Sevilla, cuando un par de días antes de su ingreso sintió malestares en su abdomen y su médico le aconsejó que ingresase de inmediato en el Hospital Universitario de Guadalajara.

Tras hacerle diferentes pruebas en el centro Hospitalario, los médicos determinaron que se trataba de una diverticulitis aguda, que se trata de una inflamación de pequeños sacos o bolsas que se producen en la pared del intestino grueso que afortunadamente no requirieron un intervención quirúrgica.

Monseñor se encomienda en estos días a la Virgen de los Reyes y pide a los sevillanos que recen por él, que tras conocer la noticia, enviaron mensajes de apoyo y ánimo de mejoras por las redes sociales.

Finalmente, no ha podido presidir la novena, y se ha designado a Jesús Donaire para la predicación de esta, pero esperemos que pueda estar en la procesión el día 15 de agosto.

Fotografía: Andrés García Rodríguez /

Asenjo: "Rezo a la Virgen de los Reyes"


El pasado martes 4 de agosto, Monseñor Asenjo, Obispo de Sevilla, ingresaba en el Hospital de Guadalajara tras sufrir un fuerte dolor y malestar en el abdomen.

El Obispo se encontraba en la localidad de Sigüenza realizando su tradicional visita a su familia natal antes de la novena y la procesión de la patrona de la Archidiócesis de Sevilla, cuando un par de días antes de su ingreso sintió malestares en su abdomen y su médico le aconsejó que ingresase de inmediato en el Hospital Universitario de Guadalajara.

Tras hacerle diferentes pruebas en el centro Hospitalario, los médicos determinaron que se trataba de una diverticulitis aguda, que se trata de una inflamación de pequeños sacos o bolsas que se producen en la pared del intestino grueso que afortunadamente no requirieron un intervención quirúrgica.

Monseñor se encomienda en estos días a la Virgen de los Reyes y pide a los sevillanos que recen por él, que tras conocer la noticia, enviaron mensajes de apoyo y ánimo de mejoras por las redes sociales.

Finalmente, no ha podido presidir la novena, y se ha designado a Jesús Donaire para la predicación de esta, pero esperemos que pueda estar en la procesión el día 15 de agosto.

Fotografía: Andrés García Rodríguez /