El vicario de San Ildefonso y San Isidoro, en el centro Redacción / @sev_cofrade

En la tarde-noche de ayer 16 de julio de 2015, era asesinado el vicario parroquial de San Isidoro y San Leandro a las puertas de su domicilio particular en la calle Francisco Carrión Mejías. A continuación les detallamos los hechos ocurridos:

Poco antes de las 8 de la tarde, la víctima regresaba a su estancia de descanso tras oficiar la misa en el convento de San Leandro, muy cercana a su casa en el número 8 de la calle Francisco Carrión Mejías.

En el interior del portal le esperaba el asesino, asentándole varias puñaladas que le produjeron la muerte instantánea y lo dejó tendido en el rellano. Al parecer el agresor se trataba del marido de la sobrina del Vicario que, según las fuentes, se fugó esa misma mañana del Hospital de San Juan de Dios tras padecer desequilibrios mentales y haber estado ingresado en la unidad de psiquiatría del centro sanitario.

La policía se presentó en el lugar de los hechos y enseguida inició la búsqueda y fue hallado finalmente en la calle Santa Cecilia de Triana, muy cerca de la avenida de San Vicente de Pául, donde reside la mujer con sus tres hijos, el cual se encontraba en el interior de un coche a la altura de la calle Miguel Ángel Olalla y poseía en sus manos un cuchillo de grandes dimensiones.

Tras lo ocurrido, la Archidiócesis sacó un comunicado en el cual el Arzobispo de Sevilla pedía una oración por el alma del sacerdote, al igual, la Hermandad de los Sastres lamentaba la pérdida y condenaba el atentado sufrido. En breve se celebrará una misa con las hermandades de la zona en memoria del sacerdote.

Fotografía: ABC de Sevilla

Asesinado el vicario de la Parroquia de San Isidoro

El vicario de San Ildefonso y San Isidoro, en el centro Redacción / @sev_cofrade

En la tarde-noche de ayer 16 de julio de 2015, era asesinado el vicario parroquial de San Isidoro y San Leandro a las puertas de su domicilio particular en la calle Francisco Carrión Mejías. A continuación les detallamos los hechos ocurridos:

Poco antes de las 8 de la tarde, la víctima regresaba a su estancia de descanso tras oficiar la misa en el convento de San Leandro, muy cercana a su casa en el número 8 de la calle Francisco Carrión Mejías.

En el interior del portal le esperaba el asesino, asentándole varias puñaladas que le produjeron la muerte instantánea y lo dejó tendido en el rellano. Al parecer el agresor se trataba del marido de la sobrina del Vicario que, según las fuentes, se fugó esa misma mañana del Hospital de San Juan de Dios tras padecer desequilibrios mentales y haber estado ingresado en la unidad de psiquiatría del centro sanitario.

La policía se presentó en el lugar de los hechos y enseguida inició la búsqueda y fue hallado finalmente en la calle Santa Cecilia de Triana, muy cerca de la avenida de San Vicente de Pául, donde reside la mujer con sus tres hijos, el cual se encontraba en el interior de un coche a la altura de la calle Miguel Ángel Olalla y poseía en sus manos un cuchillo de grandes dimensiones.

Tras lo ocurrido, la Archidiócesis sacó un comunicado en el cual el Arzobispo de Sevilla pedía una oración por el alma del sacerdote, al igual, la Hermandad de los Sastres lamentaba la pérdida y condenaba el atentado sufrido. En breve se celebrará una misa con las hermandades de la zona en memoria del sacerdote.

Fotografía: ABC de Sevilla