Un no parar de representaciones de las Hermandades filiales de la Virgen de la Cabeza, incluso Matriz y Hermandades de Sevilla, entraban en la Catedral por el patio de los naranjos para acompañar a la Virgen de la Cabeza, en su procesión extraordinaria desde la Catedral a su sede canónica. Ya se había cumplido el sueño, la Virgen de la Cabeza de Sevilla presidió el Pregón de las Glorias del año 2016, pero tocaba soñar de nuevo con la vuelta de la titular a su sede.

Unos minutos después de las seis de la tarde (horario previsto), se abría la Puerta de los Palos y comenzaba a salir el largo cortejo, y la Virgen se levantaba del altar del jubileo. Visitó a la Patrona de Sevilla, la Virgen de los Reyes y ya encaro la puerta de los Palos para entregarse al pueblo de Sevilla y parte de Andujar, que se había desplazado para vivir estos momentos junto a la filial sevillana. Entre el himno real, su propio himno, aplausos y vivas, era recibida la Virgen de la Cabeza, en la calle. Gran afluencia de público, donde con sus dispositivos digitales, inmortalizaban el momento histórico de la Virgen saliendo de la Santa Iglesia Catedral.

La Virgen se recreó en la Avenida de la Constitución para alcanzar el Ayuntamiento, tardando dos horas más o menos, donde se encontraban las autoridades políticas, los cuales entregaron un ramo de flores. El paso hizo un giro de 180º grados, recibiendo una petalá que había preparado su Grupo Joven desde el día que fue elegida para presidir el Pregón. Continúo su recorrido y visito a las Hermandades de los Panaderos, Araceli y Monte-Sión, donde se vivieron momentos únicos. Los hermanos de la filial de la Virgen de la Cabeza de Sevilla, no paraban de emocionarse, lo esperaban desde hace mucho tiempo.

Minutos después de la media noche, madrugada del domingo ya, la Virgen hacía la entrada en su sede canónica, la Iglesia de San Juan de la Palma.

Los sones musicales estuvieron a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores "Santo Varón de Dolores", abriendo paso y la Banda de Música de la Cruz Roja, tras la Virgen, que llego a interpretar 49 marchas.

Puedes ver el reportaje aquí

Fotografías: Javier Vázquez Fortúnez y Salvador López Medina.